Acceso a usuarios
Twitter Facebook LinkedIn

Negocius internacional: España Mexico Otros países

Registra tu franquicia

Inicio » Artículos de franquicias » Conflictos empresariales: un tema común en época de crisis

Conflictos empresariales: un tema común en época de crisis

Conflictos empresariales: un tema común en época de crisis

  • Autor: Samantha Ruiz de Gallástegui Armella Franquicias | Enero del 2010
  • La gente difícil puede encontrarse en la calle, en la escuela o en el supermercado, sin embargo, cuando tienes que trabajar con alguien así puede ser muy irritante.

Las personas difíciles pueden ocasionar una disminución de la productividad y el ánimo del equipo puede decaer, obteniendo como resultado un mal ambiente de trabajo que se refleja en los proyectos, objetivos de la empresa o hasta en los clientes.


Los conflictos son una realidad cotidiana en nuestra sociedad y una de las principales causas de que no alcancemos el estado de bienestar, equidad y éxito.


El estar dispuestos a conversar sobre desacuerdos puede producir oportunidades para fortalecer relaciones y mejorar la productividad. En algunas ocasiones será importante la participación del líder del equipo de trabajo y, como mediador, el líder deberá asesorar, escuchar y tomar una decisión
o emitir un juicio que favorece a una posición o a la otra. Es importante que los empleados tengan la confianza de que el mediador mantendrá la confidencialidad.


En los procesos de resolución de conflictos, que de por sí son complejos y arriesgados, hay que evitar que se generen nuevos conflictos o enfrentamientos. Es preciso resolver los conflictos y para ello conviene contar con algunos recursos adecuados, como las siguientes reglas:


Primera Regla:
Aceptar el conflicto como útil, no mostrar angustia, irritación, mostrarse convencido de que si todos colaboran, el conflicto podrá resolverse exitosamente.


Segunda Regla:
Dedicar toda la atención al problema, no a la confrontación entre personas u opiniones. Lo importante es llegar a un acuerdo.


Tercera Regla:
Centrarse en los elementos modificables. Buscar hechos concretos y específicos para resolver el problema. Describir lo que ocurre en vez de juzgar y valorar. Abandonar explicaciones sobre el “por qué” o sobre el “quién es el culpable”.


Cuarta Regla:
Buscar, en conjunto con los involucrados, la solución a partir de las propuestas o situaciones.


Quinta Regla:
Señalar claramente los compromisos adquiridos. Debido a que las empresas siempre deben basarse en una relación de trabajo positiva y de éxito es necesario evitar los conflictos entre sus colaboradores y para ello, es necesario que se tomen en cuenta los siguientes puntos:


• Sé cortés y amable
• En un equipo de trabajo no critiques el trabajo y muéstrate agradecido por lo que te están aportando.
• Demuestra que comprendes y escuchas al otro, sé tolerante y comprensivo con las necesidades y sugerencias del otro.
• Critica sólo el hecho y sus causas, nunca a la persona.
• Escucha, no interrumpas, muestra interés por lo que te explican.
• Utiliza ejemplos, explica hechos.
• Haz preguntas sencillas, abiertas y siempre de respuesta positiva.
• Usa el por favor y muéstrate seguro y confiado de lograrlo, no muestres enojo ante las negativas.
• Acepta las críticas y quejas como positivas.
• Busca los momentos apropiados para hacer tus peticiones.
• Identifica y ordena las metas de los otros y las propias.
• Reconoce la ayuda recibida por la otra parte.


Recuerda que la clave está en cada uno de nosotros y en la forma en cómo queremos llevar las relaciones interpersonales que nos pueden llevar al éxito o al fracaso dentro de la empresa.

Autor: Samantha Ruiz de Gallástegui Armella Franquicias

« Volver al listado

Comparte este artículo en:

facebook twitter menéame delicious

Compártelo con tu comunidad facebook, twitter o bien guárdala como favorita en tu cuenta de delicious.

.
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.  Aceptar  Más información